ALCANCE DE LA DISPENSA DEL 416.1 DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL EN PAREJAS DISUELTAS

ALCANCE DE LA DISPENSA DEL 416.1 DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL EN PAREJAS DISUELTAS

Desde 2007 han venido recayendo Sentencias del Tribunal Supremo en las que se limitaba el alcance de la dispensa de la obligación de declarar como testigo a parejas que en el momento de la declaración se encontraban en vigor. Dichas sentencias se basaban en que el conflicto protegido por la dispensa de la obligación de declarar se produce, únicamente, cuando la pareja se encuentra en vigor, y que en caso contrario no existía conflicto alguno ente obligación de decir la verdad (como testigo) y la lealtad que se debe guardar con tu ex-pareja. En consecuencia, siguiendo esta doctrina que llegó a ser mayoritaria, el testigo tenia obligación de declarar contra su ex-pareja.

Circular 6/2011

Dicha forma de actuar se recogió por la Fiscalía mediante Circular 6/2011, de 2 de noviembre, en la que se establecían los criterios a seguir por la Fiscalía en su conjunto para interpretar los muchos y variados supuestos de dispensa, estableciendo como criterio para las ex-parejas, el tener que atender a su vigencia en el momento de prestar declaración.

Sin embargo, las Sentencias del Tribunal Supremo no fueron uniformes, resistiéndose algunas a la referida argumentación. Las Sentencias del Tribunal Supremo que se mostraron conformes a mantener la dispensa del 416.1 Ley de Enjuiciamiento Criminal a ex-parejas se basaron en la protección de la intimidad familiar. Protección de la intimidad, que decían, debía verse protegida por la dispensa del articulo 416.1 LECr.

Acuerdo Pleno No Jurisdiccional de 24.4.2013

La situación creada de repunte de la jurisprudencia en torno a la no aplicación de la dispensa a las ex-parejas, junto a la Circular de la Fiscalía en idéntico sentido, ha creado una forma de hacer las cosas que a día de hoy se encuentra instalada en la práctica de muchos de nuestros juzgados. Sin embargo, el 24.4.2013 se dictó un Acuerdo Pleno No Jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que dice:

«La exención de la obligación de declarar prevista en el art. 416.1 LECRIM alcanza a las personas que están o han estado unidas por alguno  de los vínculos a que se refiere el precepto. Se exceptúan: 

a) La declaración por hechos acaecidos con posterioridad a la  disolución del matrimonio o cese definitivo de la situación análoga de  afecto.

b) Supuestos en que el testigo esté personado como acusación en el proceso.»

 Con esta redacción, que se califica de minimalista -dado el volumen de doctrina a que ha dado lugar el conflicto sobre la aplicación de la dispensa-, no parece se acaban todos los problemas en la aplicación del 416.1 LECr, pero aclara bastante lo que hay que hacer a día de hoy. Solo falta que, en la práctica,  la gran inercia tomada entre los años 2007 a 2012 en favor de la no aplicación de la dispensar a las ex parejas ceda ante el Acuerdo No Jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo.
Nota: el 23.1.2018 se ha dictado Acuerdo del Pleno No Jurisdiccional de la Sala Segunda del TS, tratando el alcance de la dispensa cuando el familiar ha cesado en la acusación particular, y la consideración de testificales en instrucción, incluso pruebas preconstituídas, cuando se produce el acogimiento a la dispensa en el acto del Juicio oral.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.