Delito continuado y formas imperfectas de ejecución: la tentativa

Delito continuado y formas imperfectas de ejecución: la tentativa

La figura del delito continuado viene recogida en el artículo 74 del Código Penal con la siguiente formulación:

1. No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, el que, en ejecución de un plan preconcebido o aprovechando idéntica ocasión, realice una pluralidad de acciones u omisiones que ofendan a uno o varios sujetos e infrinjan el mismo precepto penal preceptos de igual o semejante naturaleza, será castigado como autor de un delito o falta continuados con la pena señalada para la infracción más grave, que se impondrá en su mitad superior, pudiendo llegar hasta la mitad inferior de la pena superior en grado.

STS 905/2014, ponente Candido Conde – Pumpido

Lo cierto es que pese a la aparente sencillez de la definición del tipo del delito continuado no son pocos los problemas que se encuentran. De esta manera, la STS 905/2014, de fecha 29.12.2014, desarrolla las siguientes situaciones que tienen que ver con si se cumplen las premisas para la existencia de delito continuado:

DIFERENCIA ENTRE UNIDAD DE ACCIÓN EN SENTIDO NATURAL, UNIDAD NATURAL DE ACCIÓN, UNIDAD TÍPICA DE ACCIÓN (DELITOS CON CONCEPTOS GLOBALES) Y UNIDAD JURÍDICA DE ACCIÓN (DELITO CONTINUADO).- En nuestra doctrina jurisprudencial se califican como UNIDAD DE ACCIÓN EN SENTIDO NATURAL los supuestos en que el autor del hecho realiza un solo acto entendido en un sentido puramente ontológico o natural.- En cambio, se califican de UNIDAD NATURAL DE ACCIÓN aquellos supuestos en los que, aunque ontológicamente concurren varios actos, desde una perspectiva socio-normativa se consideran como una sola acción.- La UNIDAD TÍPICA DE ACCIÓN se produce en los TIPOS QUE CONTIENEN CONCEPTOS GLOBALES, que se asimilan a los supuestos de unidad natural de acción porque también excluyen la aplicación del delito continuado, pero se diferencian en que la conceptuación unitaria no viene determinada por la naturaleza de la acción sino por la descripción típica.- El delito continuado aparece integrado por varias unidades típicas de acción que, al darse ciertos supuestos objetivos y subjetivos previstos en el art. 74 del C. Penal, se integran en una UNIDAD JURÍDICA DE ACCIÓN.

Es decir, se necesitan tanto varias UNIDADES TÍPICAS DE ACCIÓN, como que se integren en una UNIDAD JURÍDICA DE ACCIÓN.

Una vez conseguido desgranar los hechos del supuesto concreto que ocupe el proceso, puedes encontrarte con que alguno de los hechos que componen la unidad jurídica de acción solo se ha ejecutado en grado de tentativa (el último de los robos) y otros se han consumado en su ejecución (los inmediatamente anteriores), pero al ser apresado durante la ejecución del último robo, se decomisa el botín de los robos anteriores.

Para casos como el descrito se ha dado, tradicionalmente, la solución de que la última ejecución en tentativa no desmerecía la plena ejecución de los hechos anteriores, luego la pena siempre debía ser la que corresponde al delito consumado. (Sin más consideraciones)

Sentencia 178/13, Audiencia Provincial de Madrid

Se aprecia un único delito en la sentencia 178/13, de 4 de marzo de 2013 de la Sección Decimoquinta de la Audiencia Provincial de Madrid, en la que varios delitos de robo se perfeccionan, pero el último puede considerarse ejecutado solo en grado de tentativa. En la sentencia se dice:

“… el recurrente actuó bajo un impulso criminal único, consistente en apoderarse de cuanto objetos de valor pudiera hallar en los automóviles estacionados en el garaje que fuera capaz de abrir. No hubo ruptura de ese dolo de apoderamiento entre los hechos. La acción es susceptible de ser percibida como única por cualquier observador. Nos encontramos, por tanto, ante un supuesto de unidad natural de la acción, es decir, ante una único delito de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa, procediendo revocar la sentencia…”

La sentencia acaba en su Fallo condenando por un único delito de robo en grado de tentativa.

En la práctica

En definitiva, en la práctica, parece lo conveniente defender la unidad natural de la acción y en consecuencia la existencia de un único delito (no continuado), y proponer la tentativa cuando el último hecho resulta frustrado en su consumación.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.