Derecho civil vasco: sucesiones y legítima

Derecho civil vasco: sucesiones y legítima

Ley Civil Vasca

Dentro de la abrumadora nueva legislación, que se nos dicta desde junio de 2015, se encuentra la Ley Civil Vasca. Este cuerpo legislativo, que vendríamos en llamar «Ley Civil Vasca» estaría formado por la Ley 5/2015, de 25 de junio de Derecho civil vasco, y la Ley 7/2015, de 20 de junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores; las cuales se han unido a la ya conocida Ley 2/2003, de 7 de mayo, reguladora de las parejas de hecho. Estas tres leyes serían la que componen el cuerpo legislativo civil vasco.

Ley 5/2015

Dentro de la Ley 5/2015, de 25 de junio de Derecho civil vasco, su Titulo II está dedicado a las sucesiones. De esta forma a partir del 3.10.2015, fecha de su entrada en vigor, tenemos una nueva regulación para las sucesiones que se encuentren dentro de su competencia territorial y personal. Según los artículos 8 y 9 de dicha Ley la competencia territorial vendría delimitada por el territorio de la Comunidad Autónoma Vasca y la competencia personal por las personas que tengan la vecindad civil vasca.

Sobre la legítima

Dentro de las muchas novedades que se encuentran en el Titulo I, dedicado a las sucesiones, una de las mas llamativas es la que se recoge en el articulo 48 dedicado a la legítima.

«Artículo 48.- La legítima.
1.- La legítima es una cuota sobre la herencia, que se calcula por su valor económico, y que el causante puede atribuir a sus legitimarios a título de herencia, legado, donación o de otro modo.
2.- El causante está obligado a transmitir la legítima a sus legitimarios, pero puede elegir entre ellos a uno o varios y apartar a los demás, de forma expresa o tácita.
3.- La omisión del apartamiento equivale al apartamiento tácito.
4.- La preterición, sea o no intencional, de un descendiente heredero forzoso, equivale a su apartamiento.
5.- La legítima puede ser objeto de renuncia, aun antes del fallecimiento del causante, mediante pacto sucesorio entre el causante y el legitimario. salvo renuncia de todos los legitimarios, se mantendrá la intangibilidad de la legitima para aquellos que no la hayan renunciado.»
(el énfasis es mio).

Es decir, de acuerdo con el apartado 2, de dicho artículo, es obligado transmitir la legítima a los legitimarios, pero se puede «desheredar» a alguno o algunos de entre ellos. (Pongo desheredar entre comillas, porque los motivos de desheredación del código civil son números clausus, y utilizo desheredar coloquialmente, no jurídicamente).

Polémica con testamentos otorgados con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley, con fallecimiento tras la entrada en vigor

Con motivo de la entrada en vigor de esta Ley se celebró una charla en el Colegio de Abogados de Gipuzkoa, que corrió a cargo del notario de Donostia, Don Javier Oñate. A la vista de las muchas cuestiones que surgieron, durante y tras la ponencia, se llegó a la conclusión por el ponente de que existía una conveniencia de revisar los testamentos otorgados con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley, pero que dicha revisión no era necesaria. Sin embargo, a la hora de interpretar testamentos otorgados con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley se diferenció entre testadores que hubieran tenido posibilidad real de revisar su testamentos y quienes se hubieran encontrado impedidos para ello debido a una enfermedad, una incapacidad o la circunstancia que fuere.

Así, surgió la cuestión de qué hacer con legitimarios, que en testamentos anteriores a la entrada en vigor de esta Ley hubieran sido reducidos a la legitima estricta. (Reducción a la legítima estricta, que en la práctica se hacía ante la imposibilidad dedesheredarlos. Posibilidad a día de hoy existente, como se ha visto).

Ante tal circunstancia se dijo que habría que interpretar el testamento. En primer lugar, habría de tenerse en cuenta si había tenido oportunidad real, el testador, de cambiar su última voluntad. En segundo lugar, habría que atender la literalidad de la última voluntad.

En atención a este último criterio se reconoció que la cuestión no era pacífica y el notario, intérprete de dicho acto de última voluntad, concluyó en que si un contador partidor le planteara bajo su responsabilidad, que la interpretación de dicho testamento es la de adjudicar lo que por legítima estricta le correspondía a un legitimario, él no tendría inconveniente en recogerlo así en la escritura. Sin embargo, de tener que hacer él la interpretación, tras ver si hubo posibilidad real de cambiar el testamento, pasando al criterio de atender a la literalidad del testamento distinguiría entre si el testamento dice » queda reducido al tercio de legítima que le corresponde» o «queda reducido al tercio de legítima que le corresponda«.

De esta forma, dicho en subjuntivo –segunda de las opciones posibles-, el notario entendería que la voluntad del testador es de que nada le corresponda, obedeciendo dicha redacción al imperativo legal que existía en el momento de su otorgamiento; y, en la primera de las redacciones, el notario interpretaría que era voluntad del testador querer dejar al legitimario su parte del tercio de legítima.

Como puede apreciarse la nueva redacción puede dar lugar a problemas graves.

En la exposición de motivos de la Ley 5/2015, de 25 de junio de Derecho Civil Vasco, se dice que esta nueva regulación intenta equiparar el derecho de sucesiones al del resto de países de la Unión Europea.

Otras cuestiones

Por lo demás, durante las cuestiones planteadas en dicha charla, llamó la atención las relacionadas con la imposición por Ley de lavecindad civil vasca a personas que no tienen esa identidad. La respuesta fue que la vecindad civil se otorga siempre por Ley, y que ya se ha utilizado esta fórmula en Galicia y Valencia sin conflicto alguno; dándose la circunstancia de que el rechazo a tener la vecindad de la correspondiente comunidad autónoma, únicamente, crea conflicto en el País Vasco. Ante hipotéticas cuestiones de inconstitucionalidad que pudieran promoverse contra la imposición de dicha vecindad a personas que rechazan esa identidad, no se les vaticinó buen pronóstico legal, ya que existen los precedentes en Galicia y Valencia.

En suma, un mundo de nuevas ideas al que nos tendremos que ir amoldando.

Nota: consulta servicio low cost.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.