Derecho civil

Durante el año 2016 se dictó STC en el recurso 973/2013, contra los artículos 1, 2, 3, 5, 6, 7 y 11 de la Ley 10/2012 de 20 de noviembre sobre Tasas, declarándose la inconstitucionalidad y nulidad del art. 7.1; 7.2; lo que dejó prácticamente anulada en su totalidad la conocida Ley de Tasas, tras los reveses que la misma ya había sufrido anteriormente.

Debido a la situación de crisis económica las sentencias sobre obligación de pago de alimentos se han multiplicado, llamando la atención la importancia que se da a las sentencias que recogen la obligación de los abuelos en el pago de alimentos a los nietos, cuando el progenitor no puede hacerlo.

Y, sobre todo, este pasado año ha traído, la nulidad de las cláusulas suelo y su aplicación retroactiva tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia, la nulidad de las cláusulas de IRPH, la falta de legitimación en el ejercicio de acciones de hipotecas titulizadas, o la falta de posibilidad en la ejecución hipotecaria de dirigirse al avalista, sin haber realizado la vía de apremio el inmueble.

También, se observa una tendencia de mayor flexibilidad a la hora de otorgar la guardia y custodia compartida en casos de que un progenitor este acusado de maltrato al otro. (Algo impensable en años anteriores).

El haber finalizado el año 2016 supone el poder hacer una primera valoración del sinfín de medidas legislativas tomadas durante el año 2015.

En mi entorno más cercano, la principal valoración se ha de realizar sobre el Derecho Civil Vasco, y su influencia tanto en el derecho sucesorio, como en el derecho de familia. Es lo cierto que lo novedoso de la Ley 7/2015, de 20 de junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores, cuyo rasgo principal era la normalización de la guarda y custodia compartida tras la ruptura de una relación familiar, en realidad encuentra apoyo en sentencias del Tribunal Supremo o la Ley Valenciana, que marcaban esa tendencia, teniendo que buscar la posible distinción de regímenes en cómo se resuelven algunos supuestos muy concretos, como pudiera ser el pago de la hipoteca de la vivienda familiar tras una separación, que dicho sea de paso, a día de hoy no parece haberse resuelto en el ámbito de la comunidad autónoma vasca.

En el ámbito sucesorio la aplicación de la Ley 5/2015 de Derecho Civil Vasco se hace con suma cautela debido a los cambios operados respecto a los derechos de los legitimarios, centrándose el interés en la redacción de nuevos testamentos, la cuota vidual usufructuaria o las reservas.

Por recordar los importantes cambios ocurridos en el año 2015, y comenzar por lo más cercano territorialmente, tuvimos la creación del llamado cuerpo del Derecho Civil Vasco. Si hasta este año, únicamente, existía la Ley 2/2003, de 7 de mayo, de parejas de hecho, en el año 2015 hay que sumar la Ley 5/2015, de 25 de junio de Derecho Civil Vasco y la  Ley 7/2015, de 20 de junio, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores. Estas tres leyes crean el hoy llamado cuerpo legislativo del Derecho Civil Vasco.

A estas tres leyes hubo que sumar,  la Ley 3/2015, de 18 de junio de vivienda. En la base de este derecho civil vasco se encuentra la vecindad civil vasca.

La aplicación de este nuevo Derecho Civil Vasco trasciende a asuntos tan importantes como el testamento, la herencia, la pensión de viudedad, la separación, la guarda y custodia de los menores; así como la calificación de tu vivienda y su intervención pública.

En el ámbito estatal, el año 2015, trajo como novedades más destacadas:

  • Ley 19/2015, de 13 de julio de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil. Aporta como principal novedad la subasta electrónica.
  • La esperada Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria,
  • La Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil
  • La Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.
  • Real Decreto 949/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento del Registro Nacional de Asociaciones.
  • Real Decreto 1004/2015, de 6 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regula el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia.

Teniendo en cuenta que tampoco hace tanto se había modificado la Ley de Propiedad Horizontal y la Ley de Arrendamientos Urbanos, unido a la siempre viva jurisprudencia, hace que hayamos estado inmersos en algo verdaderamente dinámico.