Derecho penal, conformidad y coimputados

Derecho penal, conformidad y coimputados

(Ver nota in fine)

En el contexto de un planeta regido por el neoliberalismo, el Derecho Penal se perfila como un instrumento más a su servicio. El neoliberalismo tiende a la creación de “Estado mínimo” que encarna la democracia de protección, limitado funcionalmente a las tareas de control social. (Francisco Caballero Harriet, Curso de DDHH).

Interpretación del derecho penal y la justicia negociada en el neoliberalismo

De esta forma el neoliberalismo iría sustituyendo la protección social por la criminalización de la miseria (política penal y penitenciaria que desde hace más de una década se está importando desde USA).

El Derecho Penal, por tanto, lejos de procurar la devolución a la normalidad, de la situación, tras la violación de una norma, se convierte en instrumento de control y dirección de conductas, totalmente desvinculado de la moralidad y obedeciendo a otros intereses.

En este contexto se produce la justicia negociada, consistente en intentar convencer al acusado de que se declare culpable, ofreciéndole una condena menor a la que merece, pasando -de esta manera- a ser una carga más leve para el sistema represivo. Mediante este sistema, además, se presenta el castigo como algo más favorable que la rehabilitación. (Olvidando principios constitucionales que inspiran el sistema penal).

Problemas prácticos en las conformidades

A la hora de concretar las conformidades, cuando existe pluralidad de acusados, surgen problemas de indudable interés para la práctica del derecho. Así, si bien para el Procedimiento Abreviado la Ley de Enjuiciamiento Criminal deja huérfana la situación, para el Procedimiento Ordinario se prevé, que la conformidad debe ser alcanzada por la totalidad de los acusados. (Previsión que se entenderá trasladable al Procedimiento Abreviado).

El acusado al que se ofrece la conformidad puede elegir entre ver una condena menor a la que merece; visualizar su pertenencia al sistema aceptando el castigo; y, en consecuencia, elude la rehabilitación,  o bien promover un enjuiciamiento separado del resto de coimputados. También, puede realizar una conformidad encubierta pactando con la acusación el desarrollo del juicio. La otra opción es negarse a aceptar el castigo propuesto enfadando a jueces y fiscales, quienes suelen manifestar con bastante claridad que en caso de celebración de juicio se impondrá una pena más alta a la ofrecida, aceptando así ser juzgado con todas las consecuencias.

A la hora de alcanzar una conformidad las variaciones son muchas, pues puede existir pluralidad de hechos que juzgar, cabiendo la individualización de responsabilidades entre los coimputados, aunque, también, puede existir un solo hecho justiciable y una pluralidad de coimputados. También, puede conjugarse ausencia de algún coimputado, bien declaradolo rebelde, bien únicamente celebrando el juicio oral en su simple ausencia. El momento de la conformidad, también es trascendente, aunque existe bastante consenso en que el momento válido es en la vista oral.

La conformidad de un coimputado suele llevar aparejado el reconocimiento de hechos realizados por la acusación, dando lugar a un Fallo basado en dichos hechos. De ahí la importancia en la valoración que de dicha conformidad deba hacerse para dictar la sentencia del resto de coimputados en caso de enjuiciamiento separado. Valoración, que no debiera ser ajena al contexto en que se da, pues por la acusación, cuando se ofrece una conformidad, se pone sobre la mesa toda la compleja situación que se ha expuesto al inicio.

En definitiva, en estas circunstancias, se pone de manifiesto la devaluación de los principios que debieran regir el derecho penal.

Nota 1: en 2018 he leído el manual sobre litigación penal, estando el capitulo dedicado a la fase intermedia del Procedimiento Abreviado escrita por la Dra. Marta Gisbert Pomata y como trata el tema de este post con tanta claridad, no me queda más solución que transcribirlo:

Si en el mismo procedimiento hubiera acusados que no se conformaran, se celebrara el acto del juicio oral para todos (art. 655 y 697 LECrim), reflejando la conformidad en el tramite de calificaciones definitivas. Los conformados podrán a criterio del Tribunal, ausentarse de las sesiones del Juicio Oral. Si fueran finalmente absueltos los coacusados no conformados por el o por los delitos con los que sí se conformaron los otros coacusados, la absolución se extenderá también a los conformados (Se cita el ejemplo del Caso Malaya)

Nota 2: Sin embargo, en la STS 13.06.17 (Rc 1892/2016) ECLI:ES:TS 2017:2354 se establece que la sentencia que ponga término a un proceso en el que exista una pluralidad de imputados ha de ser el resultado, bien de la apreciación de las pruebas desarrolladas en el plenario, bien de la aceptación del escrito de acusación por parte de todos los imputados.

Artículos Relacionados

VALORACION DE DAÑOS Y PERJUICIOS EN ACCIDENTES DE CIRCULACION, Y COBERTURA DEL SEGURO PESE A IMPAGO DE PRIMA

VALORACION DE DAÑOS Y PERJUICIOS EN ACCIDENTES DE CIRCULACION, Y COBERTURA DEL SEGURO PESE A IMPAGO DE PRIMA

(ver notas de actualización in fine) Se ha publicado la tan esperada Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración...

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.