DESAHUCIO EXPRESS

DESAHUCIO EXPRESS

La Ley 19/2009, de 23 de noviembre, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil en lo que se ha venido en llamar el «desahucio express«. Esta modificación de la LECn toma una serie de medidas, que vienen a corregir los problemas procesales más molestos para las defensas de los intereses de los propietarios a la hora de impulsar el desahucio por falta de pago.

 Esta modificación, además, de generalizar el «juicio verbal» para los procedimientos arrendaticios, toma, básicamente, las siguientes medidas:

1.- Una transacción durante el procedimiento conllevará siempre el lanzamiento, bien porque haya sido señalado por anterioridad, bien porque se señale fecha para el lanzamiento en la transacción. (Es decir, la transacción no supondrá posibilidad de alargar el proceso en ningun caso, sin la voluntad del propietario).

2.- Se prevée, ahora, que si el arrendatario enervase la acción de desahucio mediante el pago, en momento anterior a la vista, se condenará al demandado en costas.

3.- La solicitud de abogado y procurador de oficio por el arrendatario deberá hacerse en el plazo de tres dias, tras la notificación de la demanda, para que suspenda el curso del procedimiento. (No se podrá suspender el juicio por solicitar abogado de oficio el día anterior a la vista, por ejemplo).

4.- En el nuevo artículo 155.3 LECn se señalan domicilios válidos del arrendatario para citaciones y notificaciones.

5.- En la sentencia se podrá incluir la condena a las rentas e intereses, que se devenguen tras su firmeza y hasta el lanzamiento. (Circunstancia que hasta ahora no se daba con esta claridad).

6.- En la propia demanda se podrá solicitar la condena al pago de las rentas hasta la efectiva puesta en posesión de la finca y  que pudieran devengarse tras la sentencia.

7.- En la demanda se podrá proponer acuerdo transaccional condicionandolo al desalojo voluntario.

8.- Se podrá solicitar la ejecución de la sentencia en la propia demanda, en evitación de más trámites.

En definitiva, básicamente, se cierran huecos procesales, que han podido causar molestias y retrasos a la defensa de los intereses de los propietarios.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.