DIRECTIVA 2013/48/UE

DIRECTIVA 2013/48/UE

Se ha dado a conocer la Directiva 2013/48/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 22 de Octubre de 2013 sobre el derecho a la asistencia de letrado en los procesos penales y en los procedimientos relativos a la orden de detención europea, y sobre el derecho a que se informe a un tercero en el momento de la privación de libertad y a comunicarse con terceros y con autoridades consulares durante la privación de libertad.

Básicamente, viene a fijar los estándares europeos respecto a la asistencia letrada al detenido, detallando con claridad el contenido de la asistencia que al detenido debe realizar el abogado.

Lo más llamativo para nosotros es el artículo 3.3.a). En él se dice:

“los Estados miembros velarán de que el sospechoso o acusado tenga derecho a entrevistarse en privado y a comunicarse con el letrado que lo represente, inclusive con anterioridad a que sea interrogado por la policía u otras fuerzas o cuerpos de seguridad o autoridades judiciales.”

En este Estado de la Unión la asistencia letrada en comisaría, hasta la fecha, se realiza a meros efectos de garantizar el respeto de los derechos que le asisten al detenido. Se ciñe la asistencia a velar el abogado de que se le leen los derechos y los entiende para que una vez, declare o no, pueda realizarse una entrevista con el detenido.

Así lo dice el artículo 520.6 LECr:

«La asistencia del Abogado consistirá en:

  • a) Solicitar, en su caso, que se informe al detenido o preso de los derechos establecidos en el número 2 de este artículo y que se proceda al reconocimiento médico señalado en su párrafo f).
  • b) Solicitar de la autoridad judicial o funcionario que hubiesen practicado la diligencia en que el Abogado haya intervenido, una vez terminada ésta, la declaración o ampliación de los extremos que considere convenientes, así como la consignación en el acta de cualquier incidencia que haya tenido lugar durante su práctica.
  • c) Entrevistarse reservadamente con el detenido al término de la práctica de la diligencia en que hubiere intervenido»

Ahora, la entrevista es, necesariamente, previa a la declaración del detenido.

Por lo demás, la Directiva incide en cuestiones, que si bien aparecen contempladas en nuestra legislación, están algo “descuidadas” en la práctica, pero parece, ahora, existe la obligación de respetarlas escrupulosamente.

Así, se incide en la confidencialidad de la relación cliente-abogado, la participación de éste en las diligencias de investigación y prueba que se practiquen, el derecho a comunicar la detención, así como la presencia del abogado en los interrogatorios policiales (esto último proscrito en nuestro ordenamiento a día de hoy, al margen de la declaración).

También, se fija una regulación especial para las euroórdenes de detención, así como unas excepciones a las reglas generales, que dejan poco margen a la interpretación.

 Llama la atención la posibilidad de renuncia a los derechos de asistencia letrada contemplados en el articulo 3 y 10 de la Directiva, y que a día de hoy, se encuentra en el articulo 520.5 LECr :

 No obstante, el detenido o preso podrá renunciar a la preceptiva asistencia de Letrado si su detención lo fuere por hechos susceptibles de ser tipificados, exclusivamente como delitos contra la seguridad del tráfico.”

En cambio, la Directiva parece dejar abierta la posibilidad a que la renuncia pueda abarcar a más materias y a una fase amplia del proceso penal.

Por último, se fija el régimen de transposición que deberá hacerse a los más tardar para el 27 de noviembre de 2016. Pero, parece que, a día de hoy, está claro la asistencia letrada en comisaría no reúne los estándares europeos y. si los tomamos como referente, se entiende existe indefensión, lo que suele ser motivo de nulidad de las actuaciones en virtud de la doctrina del árbol envenenado.

lerchundi@euskalnet.net

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.