EJECUCION HIPOTECARIA

EJECUCION HIPOTECARIA

Extracto de la Sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, Sección 2ª, impidiendo seguir la ejecución tras haberse adjudicado el banco la vivienda hipotecada en subasta declarada desierta. 

Adjudicación de la finca al banco ejecutante, al resultar desierta la subasta, por un valor inferior al de tasación fijado en la escritura de préstamo hipotecarío y que no alcanza a saldar la totalidad de la deuda reclamada. Improcedencia de la prosecución de la ejecución por la cantidad no cubierta por la subasta. Suficiencia del valor de la finca, no obstante el resultado de la subasta, para cubrir el principal y algo más de la deuda reclamada. Atención al hecho de que en la escritura de préstamo se fijó una valor en subasta de la finca, superior al principal del préstamo. Consideración del acto propio del banco, que en dicha escritura valoraba la finca en una cantidad superior a la adecuada por el préstamo concedido. Inmoralidad del argumento esgrimido por el banco para continuar la ejecución, relativo a la pérdida de valor de la finca que servía de garantía al préstamo. Atribución directa de tal pérdida de valor a la crisis económica a la que se ha llegado como consecuencia de la mala gestión del sistema financiero del que es protagonista el ejecutante. Continuación de la ejecución exclusivamente respecto de las costas y de la liquidación de intereses. Abuso de derecho. No lo constituye la petición del banco de que prosiga la ejecución por la cantidad restante que se le adeuda. Legalmente se permite al ejecutante solicitar que continúe la ejecución respecto de otros bienes del ejecutado cuando los bienes realizados mediante la subasta no han sido suficientes para cubrir la deuda reclamada.

(Más información en disputa en la ejecución hipotecaria.)

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.