EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A LA RESISTENCIA. EL CASO SAHARAUI.

EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A LA RESISTENCIA. EL CASO SAHARAUI.

Los días 25 y 26 de Septiembre se celebró en Argel la Conferencia Internacional bajo el lema: “El Derecho a la Resistencia de los Pueblos. El caso Saharaui.” La Conferencia fue organizada por El Comité Nacional Argelino para la Solidaridad con el Pueblo Saharaui (CNASPS) y la Unión de Juristas Saharauis.

 

A la conferencia acudieron delegaciones y representantes de hasta treinta y tres nacionalidades, entre ellas: Timor Oriental, Japón, Estados Unidos, Italia, Nigeria, Argelia, España, Palestina, Nicaragua, Perú, Chile, Mauritania, India, Cuba, Venezuela, Austria, Rusia, Siria, Francia, Hungría, Alemania, México y Bélgica. Pude acudir a la misma acreditado por el Colegio de Abogados de Gipuzkoa.

Si bien estaba previsto que durante las jornadas se realizase la exposición de distintas ponencias sobre doctrina del Derecho a la Resistencia, el evento se transformó –como literalmente se dijo-, en una Conferencia militante. De esta manera, durante la jornada del sábado 25, más de 50 representantes de otras tantas Delegaciones tomaron la palabra para mostrar su apoyo al Pueblo Saharaui. La jornada del domingo fue dedicada a los testimonios de los militantes del Sahara Ocupado.

De entre las personalidades que intervinieron, destacaría al hoy general nigeriano retirado Eseybuyota Okiti -Jefe de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Ocupado) desde el año 2004-, o al que fue Jefe de los muyahidines argelinos. Sin embargo, es preciso hacer especial mención al belga Pierre Galand, a quien concedieron una medalla conmemorativa, en el Museo de los Mártires de Argel, por la ayuda prestada al pueblo saharaui desde el año 1975.

Desde el Sahara Ocupado se desplazaron a Argel setenta y cuatro militantes saharauis, quienes dieron testimonio de situaciones vividas bajo el régimen marroquí. Se narró, desde el paso de 25 años en prisiones marroquíes, hasta haber convertido las universidades en un campo de confrontación por suspender deliberadamente a los estudiantes saharauis haciéndoles abandonar los estudios.

El Derecho a la Resistencia de los Pueblos frente a gobernantes de origen ilegítimo o que devienen ilegítimos durante su mandato, se encuentra recogido en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la Revolución Francesa; también, en la Carta Fundacional de las Naciones Unidas, si bien –en este último caso- se encuentra sometido a los dictámenes del Consejo de Seguridad. Existe una amplísima doctrina al respecto.

El Derecho de Resistencia, además de estar recogido implícitamente en otros Tratados Internacionales, también, se encuentra en el artículo 20 de la Ley Fundamental de la Republica Federal de Alemania de 23 de Mayo de 1949 (tras la IIª Guerra Mundial) formulándose de la siguiente manera: Todos los alemanes tienen el derecho de ofrecer resistencia como último remedio frente a quienes intenten eliminar el orden constitucional (sic).

En la conferencia, la variedad de las Delegaciones no obedeció solamente a las distintas nacionalidades, si no que, también, la ideología las distinguía claramente. En cualquier caso, y pese a la amplitud de las ideologías presentes en la Conferencia, se pudieron diferenciar dos bloques de discursos en las intervenciones; y los mismos, estaban claramente definidos.

Por un lado, estuvieron los que mostraron un apoyo emotivo e incondicional a la causa saharaui. En estos discursos se alude al Derecho de Autodeterminación, reconocido –en este caso- en el ordenamiento internacional, y se alude a su falta de materialización. Se continúa argumentando que las condiciones extremas en las que se encuentra el Pueblo Saharaui, desde hace 35 años, obedecen a la falta de ejercicio de la Autodeterminación y se visualiza, tras su consecución, el final de tanta miseria.

Por otro lado, los intervinientes de nacionalidad norteamericana, italiana y francesa, hicieron en sus discursos especial mención a los valores que representa la lucha del Pueblo Saharaui, tal y como está planteada en la actualidad. En estos discursos se dice expresamente, que no nos encontramos ante una lucha por la independencia del Pueblo Saharaui y sí ante una lucha por los valores en el mundo. Estas argumentaciones hablan de que mientras la situación actual se mantenga, se deja la puerta abierta para que situaciones injustas, como la padecida por el Pueblo Saharaui, sigan reproduciéndose.

Tomando como punto crítico el segundo bloque de discursos, pudiera decirse, que en los pertenecientes al primero se omite –y permítaseme citar- lo que ya en la Historia de la guerra del Peloponeso se expresó perfectísimamente, y que resulta sobradamente conocido por los que ejercemos el derecho: las razones del derecho intervienen cuando se parte de una igualdad de fuerzas, mientras que en caso contrario los más fuertes determinan lo posible (sic).

Consecuentemente con lo hasta ahora dicho, el segundo bloque de discursos -si bien fue minoritario y con total ausencia de representación desde el Estado Español- pudiera ser el más completo para interpretar lo que está sucediendo en el Sahara Occidental (Incluso se manifestó por el representante norteamericano que se debe usar la noviolencia, porque el Pueblo Saharaui no puede estar solo en su lucha). La argumentación de este segundo bloque pudiera servir no solo para leer lo sucedido, sino también de guía e inspiración para las acciones de los militantes. En base a ello, si los militantes saharauis quisieran convertirse en referente mundial tendrían que proponer una lucha por los valores y por la transformación de los conflictos, proyectando una paz duradera en la que triunfen otros valores distintos a los que permiten la actual situación en el Sahara Occidental. Ademas, quizá, nada de esto sea ajeno ya no al Derecho Internacional, sino a los grandes valores jurídicos o al Derecho Natural.

La Conferencia finalizó con una declaración solemne en la que se reconoce el Derecho a la Resistencia pacífica del pueblo saharaui.

Artículos Relacionados

SAMANIEGO

SAMANIEGO

Como en otros lugares, en Colombia, el conflicto nacional se va reproduciendo en lo local y, lo suele hacer mostrando todas y cada una de sus...

Publicado

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.