EN LA SELVA LACANDONA

EN LA SELVA LACANDONA

En el año 1983, 12 jóvenes marxistas-leninistas se juntaron en el Distrito Federal para concluir que para llevar adelante el proyecto revolucionario era necesaria la creación de un ejército, y, que ese ejército debía ser clandestino. A la vista del mapa de México concluyeron en que la zona más apata para garantizar la clandestinidad era la Selva Lacandona.

Así decidido, se trasladaron a la Selva y estableciéndose en la zona de mayor altura, realizaban maniobras militares ayudados de un manual de los marines americanos.

Tras pasar un año en esas condiciones tuvieron un encuentro con un indígena. El indígena les respetó, porque si bien él vivía en condiciones difíciles, estas personas -que encontró-, vivían a una mayor altura que él, así que conversaron. Los guerrilleros intentaron transmitir a los indígenas de la zona el ideario del marxismo-leninismo, pero no tuvieron éxito debido a la cultura indígena, un tanto ajena a los mecanismos de la revolución del proletariado.

Finalmente, la fusión se realizó al amoldarse el discurso a la realidad indígena, y cambiar el ideario del marxismo por la idea de la dignidad. Debido al necesario cambio que hubo que hacer en el ideario, del grupo de guerrilleros, que se desplazó a la Selva Lacandona, solamente quedaron dos.

El 1 de enero de 1994, coincidiendo con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, se produjo el levantamiento mediante la toma armada de varias poblaciones. Este levantamiento se acompañó con la Primera Declaración, que fue un grito de ¡ya basta!.

El gobierno mexicano no pudo permitirse acabar con el EZLN militarmente debido al amplio apoyo que éste recibió tanto a nivel nacional, como internacional. Así, en junio de 1994, se produjo la Segunda Declaración, que constituye un llamado a la negociación, al uso de todos los medios de lucha y a la constitución de la Convención Nacional Democrática, llamada a ser la antesala de un Nuevo Mexico.

La tercera declaración es de enero de 1995, tras las elecciones mexicanas de 1994, en el marco de las cuales fue asesinado Colosio, candidato a la presidencia. En esta Declaración se reafirma la idea de que el problema existente con el PRI, el cual ya se encontraba vinculado al narcotráfico, era nacional, proponiéndose las ideas de democracia, libertad y justicia para su implantación en todas las estructuras de la nación.

La cuarta declaración es del 1 de enero de 1996, en la que sobre la base de la persecución militar que sufría el EZLN y haciéndose ya mención a los acuerdos de San Andrés, se crea el Frente Zapatista de Liberación Nacional –fuerza política- con implantación en toda la nación mexicana.

La quinta declaración es de 1998, se da por finalizada la etapa de la guerra y se deja el liderazgo de la reivindicación de los derechos indígenas a la sociedad civil.

MEXI 2

Desde 1994, la fecha del alzamiento, las estrategias de resistencia del EZLN se han visto sometidas a duras pruebas, puesto que el hostigamiento militar e incluso paramilitar ha sido constante, perviviendo hasta nuestros días. La resistencia en Lacandona se reinventa una y otra vez, en un dinamismo aparentemente sin fin. Los acuerdos de San Andrés no llegan nunca a concretarse, y mientras el gobierno mejicano habla de voluntad de negociar, la inteligencia militar no deja de operar en Chiapas lo que supone que en la zona se haya establecido la judicialización y los grupos paramilitares. En el año 2007 se abrió una etapa de silencio por parte de la dirección del EZLN , que se ha visto rota en diciembre de 2012 con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona coincidiendo con el final de la era maya, cultura de la cual descienden los indígenas chiapatecos. Su presentación se acompañó con una marcha de 40 000 bases del EZLN.

En 1994 el levantamiento y el reconocimiento nacional e internacional, permitió que los habitantes de Chiapas pudieran contar cómo morían debido a las condiciones de pobreza y olvido a las que estaban sometidos. A día de hoy el EZLN sigue pidiendo estancia de brigadistas para evitar ataques paramilitares, pues el hostigamiento es constante.

Simultáneamente, en los años 80 se cierra el corredor del Caribe para los narcos colombianos y, con ello, la vía por la que entraba la coca hasta Estados Unidos. Por ese motivo se comenzó a pasar la coca atravesando Mexico.La Sexta Declaración, viene a exponer la situación actual respecto al neoliberalismo y la idea de la globalización de la rebeldía, pues gente que resiste y que lucha por no desaparecer, existe en todo el planeta, produciéndose adhesiones internacionales a la Sexta Declaración, que parece va a desembocar en una conferencia internacional.

En los años 90 los principales cárteles colombianos cayeron y los cárteles mexicanos comenzaron a ser los más fuertes. Desde Colombia no se pagaba con dinero a los cárteles mexicanos por hacer llegar la coca a Estados Unidos, sino que se les pagaba con coca, la cual, también tenían que vender. El narcotráfico en Mexico ha producido una auténtica guerra por el poder. La guerra es de tal calibre, que en el año 2010 murieron asesinadas 15 000 personas. El narcotráfico, además, impregna todas las estructuras de un país.

En mi estancia en Nariño, Colombia, pude hablar con personas que procedían de Lerma. En Lerma, una pequeña población colombiana, se instaló el conflicto de la coca entre los años 1980 y 1984. El dinero llegaba en camiones a la comunidad. En las casas campesinas tenían todos los electrodomésticos que se podían encontrar en el mercado y no tenían electricidad. La etapa de violencia, que duró esos cuatro años, arrojó un resultado de 198 personas asesinadas. Hay que tener en cuenta que la población de Lerma era de 400 personas. Lerma consiguió reconstruir su tejido social con esfuerzos en proyectos de educación. A día de hoy Lerma está propuesto como referente de la cultura de paz en la zona.

El EZLN es el referente de la ética-política.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.