ENCARCELADOS EN EL EXTRANJERO

ENCARCELADOS EN EL EXTRANJERO

El título es de la famosa serie de National Geographic, pero lo cierto es que a fecha de este post se calculan en 950 los presos españoles que cumplen condena en el extranjero. Estos 950 presos se encuentran repartidos en 65 países del mundo. El 11% son mujeres, el 88% son hombres. El delito de tráfico de drogas representa el 61% del total. (Datos extraídos de la revista abogacía, marzo 2019).

Estos encarcelados en el extranjero cuentan con el Convenio sobre traslado de personas condenadas hecho en Estrasburgo el 21 de marzo de 1983, el Protocolo Adicional al Convenio sobre traslado de personas condenadas, hecho en Estrasburgo de 18 de diciembre de 1997, la Decisión Marco 2008/909/JAI, Ley 23/2014 , de 20 de noviembre de reconocimiento mutuo de resoluciones en la Unión Europea, y los Convenios bilaterales. Entre estos últimos están: Arabia Saudí, Argentina, Bolivia, Brasil, Cabo Verde, China, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Filipinas, Guatemala, Honduras, Hong Kong, República de Kazajistan, Marruecos, Mauritania, Estados Unidos Mexicanos, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Rusia, Senegal, Tailandia, Uruguay, Venezuela y Yemen.

El procedimiento básico, tanto para los condenados en estados de la Unión Europea, como de estados de fuera de la Unión Europea, aparecen en la página del Ministerio de Justicia bajo el epígrafe «Traslado de Personas Condenadas»

El procedimiento básico del Convenio de Estrasburgo.

  1.  En primer lugar el condenado ha de consentir su traslado.
  2. Tras ello el Ministerio de Justicia del Estado requirente dirigirá su petición al Estado requerido.
  3. El Estado requerido informará con la máxima urgencia de su decisión de aceptar o denegar el traslado solicitado.
  4. El hecho de que las autoridades del Estado de cumplimiento tomen a su cargo al condenado tendrá como efecto suspender la condena.
  5. El Estado de cumplimiento deberán hacer que prosiga el cumplimiento de la pena o convertir la condena mediante procedimiento judicial o administrativo sustituyendo la sanción del Estado de condena por una sanción prevista en el Estado de cumplimiento.
  6. Cada parte podrá conceder el indulto, la amnistía o la conmutación de la pena de conformidad con su Constitución o sus demás normas jurídicas.

 

 

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.