LA NUEVA VISION DE LA EJECUCION HIPOTECARIA

LA NUEVA VISION DE LA EJECUCION HIPOTECARIA

Fruto de los esfuerzos de defensa, que se estaban realizando en torno a las ejecuciones hipotecarias, parece que, definitivamente, se abre la posibilidad de una nueva regulación para los procedimientos judiciales. La reforma -parece-, vendrá, definitivamente, de la mano de la resolución que en breve se dictará por el Tribunal de Luxemburgo. En dicho procedimiento, -abierto por las cuestiones planteadas desde el afamado Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona – ,ya se ha pronunciado la abogada del Tribunal.

La cuestión de fondo resulta de la incompatibilidad entre la Directiva 93/13 y el procedimiento ejecutivo hipotecario existente en el ordenamiento jurídico estatal. Este procedimiento no puede ser suspendido para el examen de una cuestión como la existencia o no de cláusulas abusivas, y, además, el resultado afecta a la vivienda, dejando la cuestión de existencia o no de cláusulas abusivas reducida a una reclamación de daños y perjuicios.

Tras el informe de la abogada general del Tribunal de Luxemburgo, también, parece que habrá de examinarse por los tribunales estatales cuestiones tales como el hecho de que el impago de una sola mensualidad pueda dar lugar al vencimiento total del préstamo hipotecario, así como si los intereses se alejan tanto del interés legal del dinero que llegan a ser abusivos, o si el cálculo de los intereses realizado de manera unilateral por la entidad bancaria tiene reflejo en el procedimiento ejecutivo.

En definitiva, a la ya abierta posibilidad de plantear demanda por cláusulas abusivas, como los swaps, los clips, etc… se suma la necesidad de tener que modificar la Ley de Enjuiciamiento Civil en lo que tiene que ver con los Ejecutivos Hipotecarios para que los derechos del consumidor puedan quedar garantizados antes de perder su casa tras el ejercicio de una accion judicial por una entidad bancaria.

Un préstamo medio puede llevar de más, unos 9000 euros, en la cuenta que la entidad bancaria realiza, unilateralmente,  para fijar la cantidad líquida reclamada en una ejecucion hipotecaria. En ocasiones lo pagado de más, por intereses “abusivos”, podría compensar las cantidades impagadas.

En definitiva, partiendo de la base de que todo préstamo contiene cláusulas abusivas, se concluye en que todo péstamo contiene una reclamación en potencia por el concepto de cláusula abusiva, y en consecuencia todo ejecutivo hipotecario lleva aparejado un declarativo mediente el que ejercitar la acción de nulidad de cláusulas abusivas y su correspondiente ejercicio de acción de reintegro por cantidades indebidamente pagadas.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.