LEY DE CONSULTAS CATALANA

LEY DE CONSULTAS CATALANA

En septiembre de 2014 publiqué el post sobre el proceso de consulta en Cataluña haciendo eco de la Declaración de soberanía y del derecho decidir del Pueblo de Cataluña, recogida en la Resolución, de su Parlamento, 5/X, de 23 de enero de 2013, así como de la STC de 25.3.2014, que declaraba inconstitucionales y nulas, tanto las referencias a la soberanía del pueblo catalán, como al derecho a decidir de los ciudadanos de Cataluña.

Quedó, entonces, pendiente, la publicación de la Ley de Consultas, lo cual se hizo mediante la Ley 10/2014, de 26 de septiembre, de consultas populares no refrendarias y otras formas de participación ciudadana, la cual dio lugar a la STC de 25 de febrero de 2015 en la que se depura la recurrida Ley 10/2014.

En dicha STC se fijan los términos a los que se debe ceñir la Ley de Consultas Catalana, y se fijan con tres límites:

«1.- En primer lugar, queda fuera de la competencia autonómica formular consultas, aun no refrendarias, que incidan sobre cuestiones fundamentales resueltas con el proceso constituyente y que resultan sustraídas a la decisión de los poderes constituidos. El respeto a la Constitución impone que los proyectos de revisión del orden constituido, y especialmente de aquellos que afectan al fundamento de la identidad del titular único de la soberanía, se sustancien abierta y directamente por la vía que la Constitución tiene previsto para esos fines.»

«2.- ..el objeto de las consultas tampoco puede desbordar el ámbito de las competencia autonómicas y locales, por lo que es evidente que no puede haber afectación alguna del ámbito competencial privativo del Estado.»

«3.- …en el ámbito de las consultas locales, concurre un limite adicional que deriva del art 149.1.18 CE, pues como recuerda la STC 31/2010, de 28 de junio FJ 69, la exclusividad del art 122 EAC ha de serlo, por tanto, sin perjuicio, de la competencia estatal relativa a las bases del régimen jurídico de las Administraciones publicas.»

Tras la STC, de 25 de febrero de 2015, se ha publicado la depurada Ley 10/2014, y desde el punto de vista jurídico solo queda la imposibilidad de efectuarse la consulta, tal como se anuncia estar prevista, entendiendo siguen vigentes las conclusiones del post de septiembre.

El interés sobre el comportamiento humano es lo más llamativo para el que suscribe en el desenlace de tanta tensión.

lerchundi@euskalnet.net

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.