LEY DE EMPRENDEDORES

LEY DE EMPRENDEDORES

Se ha aprobado la muy anunciada Ley de emprendedores; es decir, la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. En el inicio de  la exposición de motivos se intenta hacer un diagnóstico sobre las causas de la crisis, que desde el año 2008 se viene padeciendo, siendo la principal motivación para la aprobación de la Ley.

La Ley comienza con la vocación de incorporar, normativamente, la idea de “emprendedor” al ámbito educativo en todos sus niveles. (Arts. 4 a 6, ambos inclusive)

Pero la Ley, enseguida, comienza a regular aspectos importantes como la creación de la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (Art.7 a 11 ambos inclusive). Gracias a esta figura se regula que la vida empresarial de las personas físicas no afecte a su vivienda habitual bajo determinadas condiciones. Llamando la atención la limitación que se hace de las deudas de Derecho Público.

También, inspirándose en reformas operadas en Bélgica o Alemania, se pasa a regular la “Sociedad Limitada de Formación Sucesiva” (SLFS), cuyo Régimen es idéntico a la Sociedad de Responsabilidad Limitada, excepto ciertas obligaciones para garantizar la protección de terceros. El objetivo de la creación de esta figura, se dice, es abaratar el coste inicial de constituir una sociedad. (art.12)

Se crean unas “ventanillas únicas” electrónicas o presenciales donde podrán realizarse todos y cada uno de los trámites para el inicio, ejercicio y cese de la actividad empresarial. (Arts. 13 a 20).

Se regula el “Acuerdo extrajudicial de pagos” (arts. 21 y 22), que consiste en un mecanismo de negociación extrajudicial de deudas con empresarios, ya sean personas físicas o jurídicas similar a los existentes en países próximos. Se designará un profesional idóneo e independiente que impulse la avenencia y el aseguramiento de que se cumplen los requisitos de publicación y publicidad registral. Constatándose que de no haber acuerdo el procedimiento sirve de tránsito al concurso con las especialidades adecuadas.

ley-de-emprendedores-actuacion

También, se regulan “apoyos fiscales y en materia de Seguridad Social” a los emprendedores. Entre otras medidas se adopta el criterio de Caja sobre el IVA (art.23). Esta modificación se basa en el artículo 167 bis de la Directiva 2006/112/CE, del Consejo, de 28 de noviembre de 2006. En definitiva, un sistema conocido como de Caja Doble, en el que se permite retrasar el pago del IVA mientras no se haya cobrado total o parcialmente la factura a sus clientes. Se modifica, igualmente, el Impuesto sobre Sociedades, creando incentivos para la creación de empresas. También, se modifica el régimen fiscal aplicable a las rentas procedentes de determinados activos intangibles.

Se modifica la Ley Concursal en la fase pre-concursal de los acuerdos de refinanciación. Acto seguido abordar la “simplificación de cargas administrativas” (Arts.36 a 41), el “fomento de contratación pública con emprendedores” (Arts. 42 a 47), o la “simplificación de los requisitos de información económica financiera

Se regula la “internacionalización de la economía española” (Arts.50 y ss.) y, si bien, se toman varias medidas, la más llamativa -por controvertida y por esperada-, es la de “movilidad internacional” por la que se regula la concesión de visados y autorizaciones de residencia a inversores. (Arts. 61 a 76).

Finalmente, en las Disposiciones Adicionales, la primera va encaminada a regular las deudas de derecho público de las personas jurídicas de responsabilidad limitada. Las siguientes, a la integración de las ventanillas únicas existentes en el Punto de Atención al Emprendedor, creándose mecanismos que faciliten la tramitación.

En cuanto a las Disposiciones Finales se especifica una medida adicional destinada a facilitar una “segunda oportunidad a los autónomos afectos por un procedimiento administrativo de ejecución de deudas” consistente en la ampliación, de uno a dos años, del plazo que debe mediar entre la notificación de la primera diligencias de embargo y la realización material de la subasta, el concurso o cualquier otro medio administrativo de enajenación, cuando afecte a la residencia habitual de autónomo.

Cada una de las figuras creadas en la Ley precisa de especial atención, pues en una primera lectura se detectan carencias, aciertos y cambios de orientación política, siendo preciso realizar una reflexión en profundidad por cada modificación operada.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.