¿QUÉ ESPERA AHORA?

¿QUÉ ESPERA AHORA?

En el post de junio de 2013 “¿desobediente civil?” acababa preguntando qué nos esperaba. Como suele decirse, aludir sin mencionar está feo, pero aquel post salió así, no lo voy a cambiar ahora. En dicho post se hacía referencia a los movimientos realizados por la Plataforma contra la Hipoteca, cuya máxima representante acabó refugiándose en una cadena de gran audiencia, lo que se entendió con bastante claridad como una escenificación de la asimilación por el Estado de movimientos a los que se empezaba a tratar con dureza, tras los esporádicos escraches que se hicieron, así como tras algunas convocatorias de manifestaciones, que no salieron del todo bien, como el intento de rodear el Congreso. Hasta la fecha, que yo sepa, más o menos, este tipo de “cosas”, se habían ventilado así.

Sobre lo sucedido después, ya se ha escrito mucho, pero Nadeznha Vanegas Toro lo resume espléndidamente, teniendo, además, la visión fría que le da escribir desde Colombia.

Así, destaca en uno de sus artículos, que en las elecciones al parlamento europeo del 25 de mayo tuvieron lugar dos hechos destacables: el avance de la extrema derecha y la irrupción de Podemos, que con 4 meses de existencia obtuvo 5 escaños. Artículo de Nadeznha Vanegas Toro, que uso de guion para el presente post.

En lo que aquí interesa, por seguir el hilo de acontecimientos del post de junio de 2013 y dejando al margen la extensa base ideológica en que se asienta Podemos, hay que decir que se defiende en las publicaciones de sus ideólogos reconocibles, que la contienda electoral es la táctica necesaria, hoy día, para llegar al poder, pues, básicamente, el desarrollo de los acontecimientos tal y como se han conocido hasta ahora, impide cualquier cuestionamiento serio del poder. Todo ello, desde Podemos, se conjuga con el tabú del liderazgo, de onda raíz anarquista. Si no recuerdo mal, la idea es que en momentos puntuales es necesario contar con un líder y ha de ser bienvenido el capaz de desarrollar dicha labor, sin embargo, debe ser capaz de diluirse nuevamente en la masa una vez que ha dejado de ser necesario.

En igual orden de cosas, hasta la fecha, la aparición en cadenas de gran audiencia visualizaba la asimilación, como se decía al inicio de este post. Sin embargo, en la presente ocasión la irrupción de Pablo Iglesias en un canal de estas características ha dado lugar a participar en lugares donde se forma la opinión (por duro que sea reconocerlo), y poder ofrecer un discurso desconocido para la mayoría.

Además, se encuentra la organización interna en los círculos de Podemos, los cuales, se dice, recuerdan las experiencias latinoamericanas realizadas desde tiempo atrás, esto es, experiencias dedicadas a “vivir sin miedo” y a tener “derecho a los derechos”.

La reconstrucción de la base social responde al abandono progresivo de la clase popular por los partidos políticos. Como se ha visto, con el anuncio de pactos entre los grandes partidos para la salvaguarda de intereses de Estado,  había una ilusión de pugna entre derecha e izquierda.

La propuesta es simple: “…se trata de atacar temas que para las élites no son más, en un sentido peyorativo, que estrategias populistas, pero que para la mayoría de los ciudadanos, los desposeídos, son problemáticas centrales que les impiden vivir dignamente”.

Es decir, el que la Plataforma contra la Hipoteca se asimilara, dejó paso a otro sujeto (Podemos), el cual ha aprovechado los grandes “mass media” para dar a conocer un discurso alternativo, en lugar de a participar del dominante. Además, el recoger el testigo del 15 M y el descontento social desde el “no nos representan” le permite situarse fuera de lo que hasta hoy se conocía como bipartidismo con alternancia entre la izquierda y la derecha, introduciéndose en la contienda electoral con la totalidad del discurso tradicional de la izquierda.

Lo cierto es que para los que peinamos canas hace tiempo y hemos sido derrotados en varias ocasiones es emocionante ver como, por otros, se intenta llevar adelante proyectos tan ambiciosos.

lerchundi@euskalnet.net

Tags: DDHH

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.