SENTENCIA TRIBUNAL JUSTICIA EUROPEO

SENTENCIA TRIBUNAL JUSTICIA EUROPEO

El Tribunal de Justicia Europeo ha dictado sentencia resolviendo la cuestión prejudicial que el Juzgado de lo Mercantil numero 3 de Barcelona había planteado al tener que examinar la demanda, que en su Juzgado interpuso el Sr. Aziz.

La demanda ante el Juzgado de lo Mercantil se interpuso para que se examinase una cláusula que el Sr. Aziz entendió era abusiva, y que se encontraba en su préstamo hipotecario. Dicho préstamo se encontraba ejecutándose debido al impago que de algunas cuotas había realizado el Sr. Aziz. Al tiempo de la interposición de la demanda el lanzamiento se encontraba pendiente, si bien durante la tramitación de esta cuestión prejudicial el lanzamiento se llevó a efecto.

Al juez de lo mercantil le entraron dudas sobre si el procedimiento de ejecución de nuestro ordenamiento jurídico entorpecía gravemente los derechos de los consumidores y usuarios, dado que en los motivos de oposición a la ejecucion de nuestra ley rituaria no se incluye la posibilidad de oponer la existencia de estas cláusulas abusivas y su consiguiente reparación para el consumidor.

El Tribunal de Justicia Europeo llega a la conclusión de que el ordenamiento jurídico interno del Estado Español vulnera la Directiva 93/13/CEE ya que los escasos motivos de oposición que se permiten dejan muy difícil o imposible a los consumidores el poder hacer valer sus derechos, más aún cuando el procedimiento ejecutivo finaliza con el desalojo de la vivienda habitual del ejecutado y de su familia.  Esta parte del Fallo de la Sentencia es vinculante para la jurisdicción civil española y deberá aplicarse, aunque no exista reforma de la Ley Procesal.

Pero la cuestión prejudicial planteaba un segundo bloque de cuestiones, sobre las cuales el Tribunal marca unas pautas para su resolución por los jueces nacionales. Estas cuestiones son: si resulta desproporcionado que un contrato de préstamo de 33 años de duración –como es el caso del demandante Sr. Aziz- pueda tener vencimiento anticipado por el impago de unas pocas cuotas del préstamo, si los intereses de demora del 18,75% -caso del Sr. Aziz- son demasiado altos teniendo en cuenta que los créditos al consumo tienen fijado el tope de 2,5 veces el interés legal del dinero y, una última cuestión, referida a la facultad unilateral de los bancos en fijar la cantidad líquida a reclamar realizando el cálculo de los intereses.

La sentencia del TJE respecto a si resulta desproporcionado el vencimiento anticipado por un pequeño incumplimiento remite al examen de “si dicho incumplimiento reviste un carácter esencial en el marco de la relación contractual,  si esa facultad está prevista para los casos en los que el incumplimiento tiene carácter suficientemente grave con respecto a la duración y a la cuantía del préstamo, si dicha facultad constituye una excepción con respecto a las normas aplicables en la materia y si el Derecho nacional prevé medios adecuados y eficaces que permitan al consumidor sujeto a la aplicación de esa cláusula poner remedio a los efectos del vencimiento anticipado del préstamo.”

Respecto a si los intereses de demora del 18,75% constituyen una cláusula abusiva hay que estar para su examen a “las normas nacionales aplicables entre las partes en el supuesto de que no se hubiera estipulado ningún acuerdo en el contrato controvertido o en diferentes contratos de ese tipo celebrados con los consumidores y, por otro lado, el tipo de interés de demora fijado con respecto al tipo de interés legal, con el fin de verificar que es adecuado para garantizar la realización de los objetivos que éste persigue en el Estado miembro de que se trate y que no va más allá de lo necesario para alcanzarlos.”

Por ultimo respecto a la facultad unilateral de los bancos en fijar la cantidad líquida a reclamar realizando el cálculo de los intereses  “el juez remitente deberá determinar si –y, en su caso, en qué medida – la cláusula de que se trata supone una excepción a las normas aplicables a falta de acuerdo entre las partes, de manera que, a la vista de los medios procesales de que dispone, dificulta el acceso del consumidor a la justicia y el ejercicio de su derecho de defensa.”

En definitiva una importante sentencia, que impone la modificación de los procedimientos ejecutivos, pudiendo el ejecutado, desde ahora, oponer la existencia de cláusulas abusivas, facilitando esta sentencia las pautas necesarias para descubrir el caracter abusivo en los préstamos.

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.