Sobre la obligación de abonar pensión de alimentos por los abuelos

Sobre la obligación de abonar pensión de alimentos por los abuelos

Con fecha 27.5.2014 se dictó sentencia por el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Gijón declarando el derecho de tres menores a recibir pensión de alimentos de sus abuelos paternos y maternos, estableciendo la cuantía de dichas pensiones, y dejando los gastos extraordinarios al margen del Fallo por deberse examinar su procedencia al amparo del artículo 142 CC, caso a caso.

Tribunal Supremo

En igual sentido se pronunció la STS.120/2016 de 2.3.2016. tanto respecto a la procedencia del derecho a recibir alimentos de los abuelos, como al examen separado que merecen los gastos extraordinarios. Lo cierto es que, ésta, es la primera sentencia del Tribunal Supremo en condenar a unos abuelos a pagar la pensión alimenticia a sus nietos.

Sentencia instancia

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Gijón parte -en su fundamentación fáctica-, de la falta de recursos económicos de la madre -la cual recibía una pensión al padecer una incapacidad del 65%-, y de la penuria económica del padre, que había resultado absuelto en un procedimiento penal derivado del impago de la pensión de alimentos, debido a la manifiesta imposibilidad del mismo en realizar los pagos.

Esta acreditada situación de necesidad es la que provocó la interposición de la demanda de juicio verbal solicitando alimentos a los abuelos.

Fundamentación jurídica

La sentencia examina los arts. 142 y 144 CC, significando la doctrina del TS por la que puede reclamarse los alimentos a cualquiera de los mencionados en dichos artículos previa justificación de la falta de medios de las personas llamadas por la Ley con anterioridad; ante lo cual los abuelos tienen obligación de prestar alimentos, sin bien dicha obligación estará siempre supeditada a la carencia de medios por parte de los padres.

La sentencia acaba la fundamentación jurídica hablando de la imposibilidad de sustitución automática de la pensión que debía abonar el padre, por la que se solicita abonen los abuelos, debido a la distinta naturaleza jurídica de dichas obligaciones; y, a que, en definitiva, la cuantía de la pensión de los abuelos debe fijarse de acuerdo con los artículos 146, 147 y 152 CC.

Ayudas sociales

Lo cierto es que en el día a día resulta común ser designado de oficio para una reclamación de alimentos al padre no custodio, y que ese procedimiento no llegue a finalizarse debido a que el único motivo de inicio del mismo es la necesidad de acreditar dicho impago para acceder a ayudas sociales.

No obstante, causa desazón el que existan más obligados al pago de alimentos (los abuelos) y no se tengan en cuenta a la hora de acceso a las ayudas sociales. Este salto en la regulación resulta arbitrario si se tiene en cuenta la estricta sujeción a la Ley esgrimida en otros ámbitos.

Nota: Consulta servicio low cost

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.