SUBASTA ELECTRÓNICA. INSCRIPCIÓN DE NACIMIENTO Y DEFUNCIÓN ELECTRÓNICA. LEY DE JURISDICCIÓN VOLUNTARIA.

SUBASTA ELECTRÓNICA. INSCRIPCIÓN DE NACIMIENTO Y DEFUNCIÓN ELECTRÓNICA. LEY DE JURISDICCIÓN VOLUNTARIA.

Se acaba de publicar la Ley 19/2015, de 13 de julio de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil. En la misma se aborda, tanto la subasta electrónica de bienes a través de un portal único de subastas judiciales y administrativas, como la tramitación desde los centros sanitarios de nacimientos y defunciones.

Si bien el sistema de subasta electrónica ya se encuentra implantado para las subastas notariales, no hay motivo para que este sistema de portal único no se extienda a las subastas judiciales. El objetivo, que se dice perseguido por esta Ley es doble: fomentar la transparencia del procedimiento y la obtención del mayor rendimiento posible en la venta de los inmuebles.

El Secretario judicial será quien asuma el principal papel en la tramitación de este sistema de subasta judicial, y la Ley aborda la subasta electrónica de bienes muebles, de bienes inmuebles y de bienes inmuebles en los casos de que estos hubieran sido hipotecados, con las especialidades propias de la ejecución hipotecaria con un objetivo preciso: el aumento de la concurrencia y, por tanto, de las posibilidades de venta y de que ésta se realice por mejor precio.

De la lectura de la exposición de motivos se desprende que el actual sistema presencial de subasta se encuentra absolutamente desfasado y obsoleto, no sirviendo a los fines que se pretenden.

Para todo ello se modifican los artículos 551, 644, 645, 646, 648, 649, 652, 656, 657, 660, 661, 667, 668, 669, 670, 673, 674, 682, 683, 685, 686, 688, 691 y 693 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

La segunda parte de la Ley tiene por objeto la modificación de la Ley 20/2011, de 21 de julio del Registro Civil, pretendiéndose que para su entrada en vigor (prevista para el 30 de junio de 2017), la inscripción de los recién nacidos se realice directamente desde los centros sanitarios. Se hace especial mención al efecto de los “niños robados”, tomándose cautela. Por último, se trata someramente la inscripción del certificado de defunción.  Para ello se modifican los articulo 44, 45, 46, 47, 49, 64, 66 y 67 de la Ley del Registro Civil.

Todo esto trae como efecto colateral una pequeña modificación en la Ley Hipotecaria y la Ley de Reproducción Asistida.

Lo cierto es que la publicación de esta Ley unida a la reciente publicación de la muy esperada Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria, con la nueva redacción de los actos de conciliación, la consignación judicial, la tutela, o el extravío de títulos; entre otras muchas cosas, hace del Derecho Civil un universo singular y dinámico.  (saludos a stephen hawking)

lerchundi@euskalnet.net

Artículos Relacionados

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.